Emely murió a causa de una hemorragia en el útero y de un golpe en la cabeza

Compartir

SANTO DOMINGO.- La joven de 16 años y con cinco meses de embarazo, Emely Peguero, murió a causa de una hemorragia en el útero por aborto inducido y de un golpe contundente en la cabeza con hundimiento del cráneo, informó este viernes la La Procuraduría General de la República.

Dijo que según el informe forense del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF), en el cadáver de la joven fueron encontrados restos del feto que llevaba en su vientre, contusión del cuello uterino y canal vaginal, perforación del útero con indicativos de que se aplicó una gran fuerza en esa zona y órganos dispersos propios de un aborto inducido.

El cuerpo también presenta un golpe contundente en la cabeza con rompimiento craneal y hemorragia cerebral, lo que indica que dicho trauma se produjo en vida y que fue provocado por un objeto de superficie dura y firme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *