Cinco turistas serán deportados y otro irá a juicio por dañar y defecar en Machu Picchu.

Compartir

Cinco de los seis turistas extranjeros detenidos por las autoridades peruanas el domingo por dañar la ciudadela inca de Machu Picchu serán deportados y el otro irá a juicio por tratar de extraer una piedra.

Las autoridades detuvieron el domingo a Nahuel Gómez, de 28 años y nacionalidad argentina, junto a la francesa Marion Lucie Martínez (de 26), el chileno Favián Eduardo Vera (30), los brasileños Cristiano Da Silva Ribeiro (30) y Magdalena Abril (20) y el también argentino Leandro Sactiva (32).

Gómez confesó a las autoridades haber extraído una piedra de un muro de la ciudadela que al caer desde una altura de “seis metros” provocó una “hendidura en el piso” del Templo del Sol, informó la policía.

La ley peruana establece penas de al menos cuatro años para quien atenta contra el patrimonio cultural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *