Estados Unidos aprobó un nuevo medicamento contra el colesterol.

Compartir

Los estadounidenses que luchan por reducir su colesterol tendrán una nueva esperanza, después de que la FDA o Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. aprobara recientemente un nuevo medicamento para pacientes que no pueden tomar o no responden a las estatinas.

El medicamento funciona de manera diferente que otros para reducir el colesterol malo, LDL, y finalmente lo obliga a salir del torrente sanguíneo del paciente. Más de 40 millones de estadounidenses toman estatinas, que todavía siguen siendo la opción principal para la reducción del colesterol, y se pueden comprar por solo unos pocos dólares al mes en versiones genéricas.

Desde que llegaron al mercado en la década de 1980, los médicos han buscado terapias adicionales, pero lo único hasta ahora alternativo que había surgido era una clase reciente de medicamentos en versión inyectable conocidos como inhibidores de PCSK9, que implican un alto costo y por ende, menor adquisición y llegada masiva.

La nueva droga es comercializada por los laboratorios Esperion Therapeutics y está dirigida a unos nueve millones de pacientes en EEUU que toman estatinas pero no ven caer el colesterol a los niveles deseados. También se dirige a unos nueve millones de pacientes que no toman estatinas porque no pueden tolerarlos o por otras razones.

No todos los pacientes pueden tolerar las estatinas, y “algunos de ellos no pueden lograr sus objetivos de reducción LDL-C. La aprobación de hoy les proporciona un nuevo medicamento para acompañar una dieta saludable”, explicó el CEO de la empresa Tim Mayleben.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *