Cómo es el avión especialmente equipado para proteger a Donald Trump en caso de una guerra nuclear

Compartir

Una imponente aeronave en funcionamiento desde la década del setenta ha cobrado mayor protagonismo desde la asunción del presidente Trump.

Es que la escalada de tensiones entre las principales potencias del mundo, con la latente amenaza de un nuevo conflicto bélico a punto de estallar, ha puesto nuevamente el foco en el poderío bélico de cada nación para defender a su territorio, ciudadanos y sobre todo a sus mandatarios en caso de ataques ofensivos.

Dentro del insuperable arsenal de las Fuerzas Armadas de los EEUU se destaca el E-4B conocido como “Doomsday” por la expresión inglés que refiere al día del juicio final, un Boeing 747 adaptado para ser la sombra en todos momento y lugar del Air Force One y que tiene entre sus capacidades la posibilidad de operar un comando militar desde el aire en caso de estallar una guerra nuclear.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.