BONAO: Defensora del Pueblo visita Falcondo; observa remediación ambiental

Compartir

BONAO, Monseñor Nouel.-La Defensora del Pueblo, Zoila Martínez Guante, visitó este miércoles las instalaciones de Falcondo, donde observó el proceso de remediación ambiental en Loma Ortega, antigua zona de actividades mineras y que, al cese de las mismas, comenzó un proceso de restauración ambiental.

La funcionaria destacó el trabajo realizado hasta la fecha e instó a la compañía a continuar con los esfuerzos en materia de protección al entorno.

“En Loma Ortega se ha avanzado en la remediación ambiental, ahora Falcondo debe hacer un esfuerzo para terminar lo pendiente”, dijo.

Consideró que a las demás áreas de reservas mineras en recuperación “hay que darles el cuidado necesario” para poder proseguir con la remediación ambiental una vez finaliza el proceso de minado.

Durante un encuentro con el presidente y gerente general de Falcondo, Ioannis Moutafis, y otros directivos y responsables de la compañía, la Defensora del Pueblo trató también aspectos como los estándares de salud, seguridad, higiene y política medio ambiental de la empresa.

Recorrió posteriormente el área montañosa de Loma Peguera y se detuvo a contemplar la presa de Ato Viejo, la más antigua de la zona,  con una superficie de 300 tareas y el santuario de aves adyacente a la misma.

A través de sus nuevas prácticas mineras, Falcondo se encuentra en un proceso de restauración de la flora y los recursos naturales de Loma Ortega, que se halla en vías de recuperar su antiguo esplendor y riqueza natural. Gracias a ello, Loma Ortega acoge hoy un ecosistema compatible con un ambiente saludable y equilibrado para el desarrollo de la vida, se indicó.

Para dar continuidad al manejo responsable del entorno y poder replicar el modelo de Loma Ortega, la política de gestión minera de Falcondo se caracteriza por realizar nuevas técnicas de minado selectivo que contribuyen a reducir las superficies a ser minadas y disminuyen el tiempo de procesamiento, utilización de combustible y gastos operativos, así como medidas de restauración forestal inmediata, tan pronto cesan las operaciones en las zonas de extracción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.