Suspende agentes de la PN agredieron al fotorreportero Oscaly Gutiérrez

Compartir

Mao.- La jefatura de la policía dispuso la suspensión y sometimiento a la justicia a dos agentes de esa institución que agredieron al fotoreportero de Tele canal 12 de Mao Oscaly Gutiérrez El Chinito, en un hecho ocurrido la noche del pasado dieciséis de abril de este año.
Los agentes suspendidos y sometidos a la acción de la justicia son el Sargento Víctor Jaime Torres Martínez y Raso Ambiorix Arcadio Heredia Pérez, perteneciente a la once compañía con asiento en esta ciudad.
De su lado, el presidente del Círculo de Reporteros Gráficos filial Valverde, Bryan Báez Fernández, precisó que ya es hora de ponerle un alto a las constantes agresiones a que son víctima los profesionales del lente y el micrófono, ya que son ellos los que arriesgan sus vidas para mantener informado a la población.
Valoró las sanciones impuesta por el cuerpo del orden, en pos de garantizar el libre ejerció democrático y profesional de los trabajadores de la prensa, apuntó Báez Fernández.
El reportero gráfico de Tele canal 12 de Mao, fue agredido por el sargento Víctor Jaime Torres Martínez, comandante de una patrulla de la policía en momentos en que se encontraba cubriendo las incidencias de la detención de un vehículo y apresamiento de su conductor en la parte oscura en Los Multis Viejo de Hatico.

De acuerdo a las imágenes difundidas por varios medios de comunicación, los policías acordonaron al foto reportero y agente a cargo de la patrulla irrumpió contra Gutiérrez, lanzándole una galleta a la cámara.

Ocaly Gutiérrez, el chinito, narró que agente policial solo conocido con el nombre de Jaime, al verlo tomar las imágenes del incidente ocurrido anoche contra un conductor arremetió contra él, insultándolo primero y luego lanzándole un golpe a la cámara con que grababa.

Según testigos, el agente policía no quería que medios de comunicación grabaran la requisa realizaban en lo oscuro al vehículo en cuestión, lo que originó suspicacia por parte de los curiosos.

Pese a mostrar su credenciales de prensa, fue entonces cuando más se enfureció el oficial de la policía, lo que constituye una violación al artículo 49 de la constitución dominicana sobre libertad de expresión y difusión del pensamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *