Ohio alista su primera ejecución tres años después de la inyección defectuosa

Compartir

WASHINGTON.- El estado de Ohio prepara para este miércoles su primera ejecución desde que en 2014 administró una inyección defectuosa a un preso, que murió agonizando y que puso a la pena de muerte al borde de la paralización en Estados Unidos.

El primero en pasar por la sala letal del Centro Correccional del Sur de Ohio será Ronald Phillips, aunque el estado tiene programadas otras 26 ejecuciones de aquí a septiembre de 2020 que se han ido acumulando durante los últimos tres años y medio de bloqueo.

Phillips, un hombre blanco de 43 años, será ejecutado si nada lo impide por haber matado en 1993 a la hija de su entonces pareja, una niña de tres años llamada Sheila de la que también había abusado reiteradamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.