Ciudadania debe incorporarse para controlar la delincuencia

Compartir

imagen

Amarante.

SANTIAGO DE LOS CABALLEROS.- El ministro de Interior y Policía, Carlos Amarante Baret, declaró hoy que la efectividad del trabajo contra la delincuencia que realizan las autoridades está condicionado a que la ciudadanía, organizaciones populares y comunitarias se incorporen también a la lucha contra la delincuencia.

Declaró que esta participación es importante para que el trabajo de las fuerzas de seguridad sea efectivo y “ganarle la batalla a la delincuencia”.

Durante un congreso sobre seguridad ciudadana en Santiago, el funcionario dijo que, como parte de ese trabajo, se han intervenido unos 20 barrios proclives a la violencia y la delincuencia, en los que se ha incautado un gran número de armas de fuego ilegales, se ha capturado a prófugos de la justicia y se ha detenido a personas que han delinquido.

Amarante Baret señaló que Interior y Policía está estructurando un nuevo paradigma en esta materia basado en datos del Observatorio de Seguridad Ciudadana.

Esta entidad analiza los distintos componentes de la delincuencia y actos violentos, como homicidios, robos, asaltos, muertes violentas en la comisión de delitos, robo de armas de fuego, sustracción de vehículos y lugares con mayor incidencia de estos hechos.

Tras la elaboración de un mapa e identificación de los lugares donde más se dan estos acontecimientos, el Gobierno ha estructurado, junto a otras dependencias oficiales, el Programa de Inclusión Social y Seguridad Ciudadana, iniciativa mediante que ha llevado a la intervención en esos 20 barrios de la Provincia Santo Domingo.

Ese programa, que en pocos días se llevará al sector Cienfuegos de Santiago tiene un alto componente social, y supone la inclusión de la población en el Seguro Nacional de Salud (Senasa), la reparación de calles, casas y callejones, la limpieza de cañadas, organización de feria de empleo, operativos médicos y de salud visual, entrega de medicamentos, entre otros beneficios.

Por otra parte, señaló que el Consejo Superior de la Policía Nacional, ha separado de la institución a 7,068 oficiales medios y superiores, clases y alistados por la comisión de faltas graves.

Incluso, dijo, han sido separados oficiales que hacen un mal uso o manejo distorsionado de los policías a su cargo en una región o comandancia determinada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.