”Solo quiero un lugar digno para vivir”, el grito desesperado del envejeciente Luis González

Compartir

Santo Domingo.- Es el grito de Luis González: ¡Solo quiero un hogar digno para vivir! Este envejeciente sufre de permanentes dolores de espalda, con una pierna casi mutilada tras un accidente de tránsito. Habla con evidente congoja sobre la necesidad de ser trasladado cuanto antes al nuevo proyecto “Domingo Savio”.

La tristeza y la pena son sus fieles testigos. Está a la espera de recibir la tan anhelada ayuda para poder residir en una vivienda que le permita la “tranquilidad y comodidad” que tanto necesita.

Tiene 70 años, y adquirió el pequeño terreno hace 5 años.

La casita está cubierta de zinc, y desprovista de lo más mínimo para “vivir en paz”. Dice que le urge ser auxiliado por el gobierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *