Las últimas palabras de Saddam Hussein antes de morir en la horca

Compartir


Durante 25 años fue el tirano de Irak. El hombre que condujo con mano de hierro, sangre y horror a su pueblo. El mismo que enfrentó a otra tiranía, la iraní, durante una década. El mismo que desafió a los Estados Unidos. El mismo que murió ahorcado al ser hallado culpable de cometer delitos contra la Humanidad el 30 de diciembre de 2006. Saddam Hussein, 69 años. De él se trata.

Ahora, su hija mayor Raghad escribió las que fueron las últimas palabras del dictador iraquí antes de ser ejecutado. Las escribió en su flamante cuenta de Twitter, la misma que fuera cerrada minutos después por los administradores de la red social, de acuerdo a la cadena de noticias Al Jazeera.

Raghad -quien vive en Jordania tras la invasión norteamericana a Irak- aseguró que las palabras fueron pronunciadas por su padre cuatro días antes de morir. “Oh, pueblo honorable, le confío mi alma a usted y al Señor misericordioso, que no defrauda al creyente honesto… Alá es grande”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *