La frontera: una zona de conflicto sin posibilidad de solución a la vista

Compartir


Desde Montecristi hasta Pedernales, en ambos límites de República Dominicana y Haití les es muy difícil a las personas que viven en esas zonas distinguir y en algunos casos, hasta respetar la división que los separa.

Desde que en 1929 se estableció la división oficial de la isla, con el beneplácito de ambas naciones, no ha parado de haber conflictos entre ciudadanos de un lado y otro, por provocaciones también de un lado y otro.

La historia de sucesos y confrontaciones es enorme, pero sólo el año pasado, al menos cinco eventos obligaron al Gobierno dominicano a ‘reforzar’ la frontera para calmar las tensiones y evitar males peores.

El primer hecho fue el asesinato de dos agricultores, Julio Reyes Pérez y Neida Féliz Urbáez, por parte de unos haitianos, ocurrido a principios de marzo en Pedernales. Los dominicanos reaccionaron como otras veces, atacando a otros haitianos y destruyéndoles sus posesiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *