Primera piloto sin brazos de aviones ligeros: “Odio la palabra discapacitada”

Compartir

Desde pequeña, la estadounidense Jessica Cox odió la palabra “discapacitada”. Haber nacido sin brazos para ella es más una “ventaja” que una “desventaja”, algo que la llevó a convertirse en la primera piloto sin brazos de aviones deportivos ligeros y la primera con licencia en todo el orbe.

“Cuando vuelo me siento libre, independiente y bajo control”, dijo a Efe Cox, de 36 años de edad y originaria de Sierra Vista, en Arizona.

Cox nació sin brazos debido a una rara condición congénita. Sin embargo, esto no ha sido obstáculo para realizar con sus pies actividades diarias como vestirse, comer, escribir, maquillarse.

Desde pequeña busca ser independiente, a pesar de las miradas curiosas de la gente, a las que, afirma, está acostumbra.

“Algunas personas se sorprenden al verme, otras solo quieren mirar. Hay incluso algunas que sienten rechazo, porque no están acostumbradas a ver los pies haciendo las funciones de las manos”, relató la joven piloto.

“Algunos creen que los pies son algo sucio porque tocan el piso o están dentro de tus zapatos, hay toda una gama de reacciones”, agregó.

Cox no ha utilizado prótesis desde que tenía 14 años. Es capaz de conducir su auto, que no cuenta con ningún tipo de modificaciones especiales. También posee una licencia de conducir sin restricciones y escribe 25 palabras por minuto en el teclado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *