Vivía de pedir limosnas y ahora yace, sin ayuda, en una total indigencia

Compartir

Santo Domingo, RD.- En un estado deprimente, sin las más mínimas condiciones de salubridad, está viviendo una envejeciente en el sector María Auxiliadora del Distrito Nacional.  

Evarista Turbí, nativa de Polo, Barahona, come por la caridad de sus vecinos, quienes claman porque las autoridades acudan en auxilio de esta mujer que está en enferma y necesita, no solo atenciones médicas, sino también protección económica y social.

Tiene los pies hinchados y de ellos bota un líquido fétido. Luce descuidada y sin mucha higiene.

Habita en un  maloliente apartamento que, según contó su vecino Julito Polanco, pertenece a una iglesia adventista del sector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *