LA VIDA ES SOLO UN SUSPIRO…

Compartir

Abrió sus ojos, cepilló sus dientes, desayunó o quizás no, se duchó rápidamente, dio un beso apresurado de despedida,

sonriente, feliz y salió. 41 años, 18 años de matrimonio, 4 hermosas hijas… Muchos tiros, zapatillas rotas, y jerseys perdidas, autógrafos dados e ilusiones cumplidas.

Todo eso quedó en la historia y memoria del mundo del deporte, sus fans, familia y nada más.

Es buen momento para que tomes cinco segundos y consideres analizar tu vida, tus relaciones,

tus emociones, tu salud, tu felicidad y demás. Vive, ama, perdona, sé feliz. ¡Dios te regaló un día más! Aprovéchalo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *