Nuevo avance contra el coronavirus: Canadá logró aislar al patógeno.

Compartir

Un equipo de investigadores del Hospital Sunnybrook perteneciente a la Universidad McMaster y de la Universidad de Toronto, ambas en la provincia de Ontario, están teniendo un papel en el avance científico contra el nuevo coronavirus al lograr aislar y cultivar con éxito copias del virus responsable de la enfermedad COVID-19.

Según precisan los investigadores, este importante logro científico que culminó con el aislamiento del virus permitirá a los equipos canadienses, y a los del resto del mundo que están luchando contra este nuevo patógeno, acelerar una investigación para desarrollar mejores pruebas de diagnóstico y avanzar en los tratamientos y vacunas contra el coronavirus.

El equipo canadiense aisló el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV-2), el agente responsable del brote del COVID-19, que se cree que pasó de los murciélagos a los humanos en diciembre de 2019 en un mercado que comercializaba animales vivos en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei, en China.

La doctora Samira Mubareka, microbióloga y médica especialista en enfermedades infecciosas en el Hospital Sunnybrook, afirma que ella y sus colegas utilizaron “técnicas de virología tradicionales” para llegar a este descubrimiento. La investigación llevada adelante en su laboratorio especializado, consistió en tomar el virus e introducirlo en las células para que pudiera replicarse.

Su compañero, el doctor Arinjay Banerjee, investigador postdoctoral en el Instituto de Investigación de Enfermedades Infecciosas de McMaster, se especializa en coronavirus y murciélagos, una combinación rara que le dio las calificaciones ideales para colaborar en este proyecto con colegas del Centro de Ciencias de la Salud del Hospital Sunnybrook y la Universidad de Toronto.

Trabajando en una instalación de contención segura en la Universidad de Toronto y utilizando muestras tomadas recientemente de dos pacientes en Canadá, el equipo pudo confirmar esta semana que había, no solamente aislado sino reproducido el virus, creando una fuente de COVID-19 para su estudio.

El mismo todavía no ha sido publicado en ninguna revista científica de relevancia como Nature, Science o The Lancet, aunque ha sido todo muy reciente como para validarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *