El Gringo habría pagado un millón de pesos por la cabeza de Yeri Pascual Cordero, el hijo de El Chino.

Compartir

Un millón de peso habrían cobrado el imputado Alberto Familia (Gugú), junto con el prófugo Gerald Utate Rodríguez para ejecutar el asesinato de Yeri Pascual Cordero Sosa, hijo del narcotraficante Jesús Pascual Cordero Martínez “El Chino”, según lo que plantea el Ministerio Público en un sometimiento que hizo este martes.

La Fiscalía aseguró que Gugú era el segundo al mando del plan de sicariato y habría cobrado 400 mil pesos, mientras que Gerald Utate Rodríguez, quien fungía como el jefe de la operación habría cobrado la misma suma, el resto del dinero, Utate lo habría utilizado para subcontratar a los demás miembros de la red criminal que cometieron el crimen.

“Cabe destacar que el imputado Alberto Familia, así como el nombrado Gerald Utate Rodríguez (prófugo) recibieron la suma de RD$1,000,000 de pesos por parte del recluso Manuel Emilio Mesa Beltré (El Gringo) a través de familiares como pago para la comisión del hecho”, dijeron miembros de la Fiscalía, institución que tiene en su poder RD$400,000, que uno de los parientes entregó de manera voluntaria a la Policía Nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *