Aumentan a 16 los muertos en la peor masacre de la historia reciente de Canadá.

Compartir

El sospechoso había hecho que su auto pareciera de la flota de la policía canadiense.
Un hombre armado vestido de policía abrió fuego este domingo contra personas que estaban en sus casas en la provincia canadiense de Nueva Escocia. El sospechoso mató a 16 personas en la masacre más mortífera de la historia reciente del país vecino. La policía cree que él también está muerto, según informó Associated Press.

La policía encontró primeros varias víctimas mortales en un pequeño pueblo llamado Portapique y cree que esa fue la primera escena del crimen que el presunto asesino había planificado. Sin embargo, las autoridades creen que los cadáveres que encontraron en otros lugares fueron consecuencia de ataques aleatorios. Entre los fallecidos hay un agente de policía.

Durante la noche, la policía recomendó a residentes de la zona -ya en lockdown por coronavirus- que cerraran sus puertas con llave y que se mantuvieran en sus sótanos. Algunas viviendas de la zona estaban ardiendo, publicó AP.

La policía identificó al sospechoso como Gabriel Wortman, un hombre de 51 años que se cree que vivía a tiempo parcial en el pueblo donde sucedieron los hechos. De acuerdo a las autoridades, Wortman iba vestido con un uniforme de policía y había hecho que su coche luciera como el de la Real Policía Montada de Canadá.

Las masacres y los tiroteos son poco frecuentes en el país vecino, que endureció sus leyes de control de armas en 1989 después de que un hombre matara a 14 mujeres y luego se quitara la vida. El sangriento evento -acaecido en la Escuela Politécnica de Montreal- ha sedo el segundo peor del país después del de este domingo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *