Al menos 45 porteros y conserjes de edificios residenciales en NYC han muerto por coronavirus.

Compartir

Una de las primeras víctimas fatales del coronavirus en la Gran Manzana fue el boricua Juan Sanabria, de 52 años, quien prestaba servicios como portero (doorman) en un edificio residencial en el 860 Gran Concourse, en El Bronx. Después de su lamentable fallecimiento, la pandemia siguió golpeando a estos trabajadores, y hasta este jueves habían fallecido al menos 45 en la Gran Manzana, de acuerdo al sindicato 32BJ SEIU que los agrupa.

Luego de un par de días lidiando con complicaciones con la enfermedad viral, el pasado 17 de marzo, el portero Sanabria murió.

“Hoy el señor se llevó a mi papá y quiero decir que a la luz de este coronavirus, fue un luchador contra la enfermedad durante siete días. No sabemos por qué está infectando a nuestra nación de esa manera. Juan era un hombre sano, sin complicaciones, ni problemas de salud, que es lo que más me duele”, comentó su hija Walkirys Cruz, en su cuenta de la red social Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *