El Río Amina está literalmente seco debido a la aniquilación de los bosque de su cabecera.

Compartir

Por Nelson Mercado

Mao-. El río Amina solapsa en medio de su agónico y reducido caudal, por la mano criminal de empresarios y funcionarios sin que las autoridades correspondientes se preocupen por la situación que amenaza con hacer desaparecer una de las fuentes acuíferas más importante de zona este del Municipio de Mao.

La tala indiscriminada de árboles en la cordillera central donde nace el río, para construir mansioness y villas que unida a la extracción de materiales de sus riveras, así como a la construcción de represas y la colocación de bombas de aguas, provocan que el mismo vaya languideciendo.

La preocupación por la situación crítica que vive el río Amina ha sido expuesta en diversas ocasiones a las autoridades del INDHRI, incluso al entonces presidente Danilo Medina, a quien se le pidió la construcción de una presa, con lo cual se podría controlar sus aguas, sin embargo este hizo caso omiso y hoy los pobladores de los distritos de Guatapanal y Amina sufren las consecuencias.

Productores agropecuarios y personas preocupadas por la imperante situacion reclamaron de las autoridades competentes adoptar medidas urgentes para evitar que este río desaparezca.

En la actualidad el Instituto Nacional de Agua Potable y Alcantarillado (INAPA), se encuentra en la fase media de la construcción de un acueducto cuya toma se haría de este rio, sin embargo, moradores de las comunidades se preguntan que pasará si el rio no aumenta el caudal de agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *