Por la pandemia, la ansiedad y la depresión aumentaron más del 32% en América Latina

Compartir

 Entre febrero y marzo de 2020 los países de América Latina empezaron a diagnosticar los primeros casos de personas que se habían infectado por el coronavirus. En ese momento, se desconocían varios de sus síntomas y las más de 200 secuelas que la infección puede producir. Tampoco había certezas sobre su modo de transmisión y poco después se descubrió que la vía principal es por el aire. No había vacunas efectivas ni tratamientos específicos como existen ahora. Entre tanta incertidumbre, los niveles de ansiedad y síntomas depresivos se dispararon hacia arriba.

Se estima que el trastorno depresivo mayor y los trastornos de ansiedad han aumentado en América Latina y el Caribe en un promedio de 35% y 32%, respectivamente por la pandemia, según informó a Infobae Renato Oliveira e Souza, jefe de Salud Mental y Uso de Sustancias de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En base a diferentes estudios que se han realizado en la región, el doctor Oliveira e Souza señaló que “la pandemia está teniendo un impacto perjudicial en la salud mental de la población general. Las altas tasas de angustia psicológica, ansiedad y depresión son las manifestaciones más frecuentes reportadas”. También expresó que hubo “aumentos repentinos en la violencia doméstica y el uso de sustancias, que son ambos factores de riesgo para problemas de salud mental”. Esos factores se han reportado desde el inicio de la pandemia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.